Colaboradores

“La libertad, un sueño” por Raúl Álvarez Fernández

 La libertad plantea distintos interrogantes, cuando se trata de descubrir su alcance en las sociedades modernas. Surgen, sin quererlo, ciertas preguntas fundamentales. ¿Es dios el Estado? ¿La libertad es una una o existen diferentes tipos de libertad?

La libertad se considera como la acción humana que no está condicionada por un obstáculo individual, social, político-económico…

    Esta palabra proviene del latín libertas. En francés tenemos el nombre liberté, uno de los lemas de la Revolución Francesa. A su vez la voz alemana Freiheit es fundamental en la época de la Aufklärung o Ilustración alemana, derivada de la francesa.

    Una persona se considera libre, cuando no es un esclavo. Puede decidir “hacer algo o no”. El individuo realmente libre no está en una situación de servidumbre individual, social, económica… Ya los pueblos germánicos y el cristianismo…hicieron posible los derechos naturales. Estos derechos son previos a los derechos positivos <sociales, económicos, humanos 1ª. 2ª…generación…> y se aplican a todos los  seres vivos del Universo. Así la situación de libertad, teóricamente y realmente es contraria en el plano económico a la planificación soviética, que se caracterizaba por oponerse a una economía de libre mercado.

    La libertad económica, tal como la entendían Menger, von Bawerk, Hayek, Huerta de Soto… persigue suprimir los Bancos Centrales. A su vez, considera la compraventa de una mercancía, beneficiosa para el comprador y el vendedor. Aspecto que no entiende el marxismo y la Nueva Izquierda, al analizar el tema de la alienación, porque el trabajador no se identifica con su trabajo y el capitalista se embolsa una plus-ganancia, creada por el obrero. De esta manera si comparamos estas ideas con una moneda, por un lado aparece la libertad; por el otro la responsabilidad, que nos conduce a los los límites de la libertad. La propaganda política no reconoce estos límites. 

Estos límites comprenden:

    -no interferir en el espacio físico, vital, social… de otra persona.

    -influencia nula en su proyecto existencial…Sólo así estaremos situados en una sociedad abierta, que se caracteriza por el Estado de Derecho y la democracia liberal o representativa. Este tipo de democracia no tiene nada que ver con las “democracias populares” de Corea del Norte, China, Cuba . No son ni democracias ni populares.  El filósofo alemán-norteamericano Marcuse sitúa en el mismo plano los sistemas vigentes en la URSS y USA  Por excesivamente burocráticos e irracionales. Ambos no contribuyen a la felicidad humana y a la liberación del individuo, al perderse la libertad, triturada por el aparato del Estado y el Partido. De tal manera que el individuo <átomo social> no puede desarrollarse como persona.

   Con el excesivo número de regulaciones europeas, estatales comunidades autónomas… ¿Se ha conseguido, como han apuntado algunos dirigentes políticos, la reforma del capitalismo, para digerir las crisis económicas, por ejemplo, 1929….la crisis financiera, económica, política… de las sub-prime en 2007, que empezó en USA y se difundió por muchos países?

    ¿Podemos elegir y decidir entre ser libres o esclavos en nuestra vida diaria individual y colectiva?

    E incluso, podemos pensar, si la democracia española es una democracia avanzada o no-raul.

Raúl Álvarez Fernández

Categorías:Colaboradores

Deja un comentario